domingo, 20 de enero de 2019

DBSNL // Capítulo 77: El enemigo de mi enemigo

DBSNL // Capítulo 77: El enemigo de mi enemigo
“¡¿Es que tienes una idea mejor?!”


 Piccolo sigue curando a Vegeta y a Son Goku.

- “¿Y cuál es el plan, Vegeta?” – pregunta Goku. – “Aunque ataquemos los dos juntos dudo que podamos ganarles. Son demasiados y mi cuerpo no resiste el Kaioken mucho tiempo... Además, dudo que volvamos a tener oportunidad de recuperarnos”.
- “Vamos a hacer la fusión” – responde Vegeta.
- “¡¿La fusión?!” – exclama sorprendido Goku. – “¿Tú quieres que nos fusionemos?”
- “¡¿Es que tienes una idea mejor?!” – responde Vegeta enfadado porque Goku cuestiona su plan a pesar de lo difícil que es para él proponer algo así.

Piccolo escucha atónito la propuesta de Vegeta.

- “¿Vegeta quiere hacer la fusión?” – piensa Piccolo. – “Sin duda ha recorrido un largo camino desde que llegó a la Tierra por primera vez...” – añade esbozando una leve sonrisa.

Son Goku y Vegeta siguen debatiendo.

- “Es que no me lo esperaba... Jeje” – dice Goku. – “Pero, aunque consigamos unos Pothala y nos convirtamos en Vegetto, imagino que Zamas puede deshacer la fusión igual que Beerus”.
- “No usaremos los Pothala” – aclara Vegeta.
- “¿No los usar...? ¡¿Quieres hacer la fusión metamor?!” – vuelve a sorprenderse Goku.
- “¡Deja de cuestionar todo lo que digo!” – se enfada Vegeta.
- “No es eso... Es que no creo que dispongamos del tiempo necesario para enseñarte la danza...” – dice Goku.
- “No tienes que enseñarme nada” – responde Vegeta.
- “Vegeta... ¿Cuándo has aprendido a...?” – murmura Goku.

Piccolo sigue escuchando a los dos saiyajín.

- “Así que este era tu plan... ¿eh, Vegeta?” – piensa Piccolo. – “La fusión de los dos mejores guerreros del Universo... ¡Tenemos una oportunidad!”

Hit intenta golpear a Kus, que esquiva sin problemas al asesino.

- “Usaste toda tu energía encarcelando a mi hermano” – se burla el ángel. – “En este estado no puedes alterar el tiempo. Sin tus técnicas sólo eres un luchador mediocre.”

El ángel golpea a Hit y lo lanza lejos hasta que choca con Toppo, alejándole de Cell y Cucatail.

Los dos últimos se encuentran ahora cara a cara. Sin que Cell pueda contar con el apoyo de Toppo.

- “Dime, criatura perfecta” – se burla Cucatail. – “¿Listo para reunirte con tu creador?”

Cell observa de reojo a Goku y Vegeta, que aún están siendo curados por Piccolo, y ve que los dos están sonriendo.

- “Maldito Son Goku...” – murmura Cell, con una expresión de resignación, pero a la vez con cierta admiración hacia él.

La creación de Gero expulsa todo su ki.

- “¡Ven aquí, ángel de demonio!” – grita Cell, aumentando su masa muscular. – “¡Aún no has visto todo el poder de mi cuerpo perfecto!”
- “¿Nunca te cansas de fanfarronear?” – dice el ángel fingiendo un bostezo a modo de mofa.

Cell se abalanza sobre el ángel, que tras esquivar varios de sus golpes le golpea en el mentón lanzándole por los aires y se teletransporta sobre él para golpearle de nuevo y estrellarle contra el suelo.

El insecto se levanta e insiste en su ataque, pero solo obtiene el mismo resultado una y otra vez.

El ángel, harto, se teletransporta detrás de Cell, a varios metros de distancia, y le apunta con su vara.

- “Esto acaba aquí” – sentencia el ángel.

Cell, sin darse la vuelta, sonríe, cierra los ojos y levanta levemente la cabeza, volviendo a su forma natural. El insecto asume su final.

- “Les habéis subestimado.” – murmura Cell, que recuerda el enfrentamiento con Goku y sus amigos en su Universo con cierta nostalgia. – “Y vais a pagarlo caro”.

El ángel dispara un potente rayo que desintegra al luchador del Universo 6.

Freezer, al cien por cien, sigue su combate contra Palinka, que le apaliza sin descanso.

- “¡¿Aún no, malditos monos?!” – exclama en el único momento que le concede el ángel para recuperar el aliento.

Jiren ataca al Daishinkan, que esquiva los golpes sin problemas.

- “Tanto poder malgastado...” – se burla el Sacerdote.

El Daishinkan apunta a Jiren y le dispara un potente ataque del que el guerrero del Universo 2 se ve obligado a protegerse. 

La gran explosión ha dañado la ropa de Jiren.

- “Vosotros no habéis tenido que luchar para conseguir el poder que tenéis.” – murmura el guerrero gris. – “Se os fue otorgado desde el principio. No habéis sufrido. No habéis perdido. No habéis superado adversidades... Eso os hace débiles. Inferiores.” – refunfuña Jiren mientras su aura roja le envuelve como un reflejo del fuego que arde en su interior. – “Necesitas ser fuerte si quieres ser libre. Tienes que superar los obstáculos y alzarte por encima de los demás. Yo lo he hecho. ¡Y POR ESO SOY SOY EL MÁS FUERTE!”.

El ki del luchador del Universo 2 barre el lugar ante la sorpresa de todos los presentes.

Jiren ataca al Daishinkan con una esfera de ki concentrado que impacta en el ángel y estalla haciendo temblar el ring.

Tras un instante, entre la polvareda se revela la silueta del Daishinkan envuelto en su barrera protectora.

- “Puede que seas el más fuerte de los mortales” – sonríe el Sacerdote. – “Pero eso no significa nada cuando luchas a este nivel.”

Jiren, furioso, se abalanza sobre el Daishinkan, que detiene el puñetazo del guerrero con su mano.

- “Es inútil” – se burla el Sacerdote.  – “Toda tu vida lo ha sido.”
- “He sobrepasado a todos mis enemigos” – insiste Jiren. – “¡Tú no serás diferente!”.

Mientras tanto, Bu ha empezado a transmutar y ahora su apariencia actual es similar a la de Super Bu. El nuevo Bu ríe a plena carcajada y de forma terrorífica y finalmente escupe el cuerpo de Mr. Bu, que ha vuelto a su aspecto rechoncho original y rueda inconsciente por el terreno de combate.

- “¡Tenemos un nuevo problema!” – exclama Trunks.

Son Goten mira a su alrededor y ve que todos están entregados a sus respectivos combates.

- “Tendremos que detenerle nosotros” – dice Goten.
- “¡No nos quedan fuerzas!” – le recuerda Trunks. – “¡Es un suicidio!”.

El terrorífico Bu sale a toda velocidad hacia Zeno Zamas, pues parece reconocerle.

- “¡Está atacando a Zeno!” – exclama Goten.

Zeno Zamas enseguida se percata de la presencia del monstruo y le mira desafiante. 

Bu se detiene de inmediato; parece que tiene miedo de atacar. Sabe que el Dios puede encerrarle o eliminarle, pues ya lo hizo el Zamas Hakaishin.

Finalmente, Bu se da la vuelta y se aleja en la dirección opuesta.

Cerca de allí, Ginyu ha podido acercarse lo suficiente a Zeno Zamas sin ser descubierto.

- “Es mi oportunidad...” – murmura el soldado. – “¡Tengo que hacerlo ahora!”.

Ginyu se abalanza sobre Zeno por sorpresa.

- “¡CHANGE!” – grita el Capitán.

viernes, 18 de enero de 2019

ESPECIAL DBSNL // U6 / Parte X: Último recurso

Especial DBSNL // Universo 6 / Parte X: Último recurso
“¡¡GAMMA BURST - HO!!”


Goku, Vegeta y Gohan están preparados para luchar.

- “Lo primero es alejarle de la ciudad” – dice Goku.
- “Está bien” – responde Gohan.

Cell sonríe.

- “¿A qué estáis esperando?” – les provoca el insecto.

Los tres saiyajín se abalanzan sobre Cell.

- “Esto será más fácil de lo que esperaba” – sonríe el insecto.

De repente, Goku desaparece con el Shunkanido y aparece detrás de Cell, obligándole a darse la vuelta y defenderse. Gohan y Vegeta aprovechan el momento de distracción para atacar a Cell, que logra protegerse de la patada de Vegeta, pero no el puñetazo de Gohan, que impacta en su costado.

Al recibir el golpe, Cell es vulnerable durante unos instantes, y los saiyajín lo aprovechan para hacerle retroceder.

- “¡AHORA!” – exclama Goku.

Los tres guerreros empujan a Cell con una onda de ki invisible que le repele y le empuja hasta las afueras de la Capital del Oeste.

Cell consigue detenerse tras varios kilómetros y nuestros amigos le alcanzan rápidamente.

- “Muy bien” – sonríe Cell mientras se limpia la sangre de su labio con el dorso de la mano. – “Me habéis sorprendido.”
- “No nos subestimes” – dice Goku.
- “¿Ahora ya podéis luchar en serio?” – se burla Cell.

Goku y los demás se dan cuenta de que Cell conocía su plan.

- “Lo sabías...” – murmura Goku.
- “Ahora ya no ponemos en peligro la vida de inocentes” – dice Cell. – “Supongo que ahora lucharéis con todas vuestras fuerzas... Eso es lo que busco.”
- “Me parece justo” – sonríe Goku.

Los tres saiyajín se preparan para liberar todo su ki.

- “¡HAAAAAAA!” – gritan mientras su ki se eleva y hacen temblar la Tierra.

Cell no parece impresionado.

- “¿Habéis terminado?” – se burla el insecto.

Vegeta empieza a impacientarse.

- “¡Vamos!” – exclama el saiyajín.

Los tres guerreros se abalanzan de nuevo sobre Cell. Vegeta ataca de frente mientras Goku y Gohan intentan flanquear al insecto.

Cell abre sus alas y se escabulle entre ellos ascendiendo a toda velocidad y perseguido por los tres saiyajín.

Uno a uno consiguen alcanzarle, pero la criatura los repele fácilmente.

Goku utiliza el Shunkanido para sorprender a Cell por la espalda, pero el insecto también conoce esa técnica y la utiliza para evadir el ataque y aparecer detrás de Vegeta, golpeándole a traición y estrellándole contra el suelo.

- “¡Vegeta!” – exclama Gohan al ver al saiyajín precipitarse desde esa altura.
- “Sois una decepción” – murmura Cell.
- “¡Maldito seas!” – grita Gohan furioso y preparando un Kamehameha. – “¡HAAAA!” – exclama al lanzarlo.

Cell extiende su mano derecha y detiene el Kamehameha.

- “Eso está mejor...” – sonríe Cell.

Son Gohan intenta hacer retroceder a Cell y el insecto se ve obligado a utilizar sus dos manos para detener el ataque.

- “¡...pero no es suficiente!” – exclama el lagarto mientras contraataca con una onda de ki que hace recular a la técnica de Gohan.

En el último instante, Goku aparece junto a Gohan y le agarra para poder esquivar el contraataque con el Shunkanido.

- “¡La Tierra!” – exclama Gohan preocupado al ver que el ataque de Cell avanza hacia el planeta.

Pero de repente, una potente onda de ki choca contra el ataque, desviándolo lo suficiente para evitar que choque contra la superficie terrestre.

- “Eso ha estado cerca...” – murmura Vegeta, que es quien ha evitado el desastre con un Final Flash.

Los tres saiyajín miran a Cell, que no pierde su mueca de superioridad.

- “Esto pinta muy mal” – murmura Vegeta.
- “Tiene que haber algo que podamos hacer...” – piensa Gohan.

Lejos de allí, en las frías montañas rocosas, Ten Shin Han y Chaoz siguen el combate atentamente.

- “¿Contra quién están luchando?” – se asusta Chaoz.
- “El un ki realmente aterrador…” – añade Ten.

En la Kame House, Krilín y Yamcha también están pendientes del evento.

- “Goku…” – suspira su amigo.

Mientras tanto, Trunks ya ha llegado al Monte Paoz y se prepara para partir hacia la Atalaya de Kamisama junto al coche volador de Bulma, en el que también viaja Chichi.

Cell contempla a nuestros amigos con aire de superioridad.

- “¡Maldición!” – se lamenta Goku. – “¡Justo cuando estaba tan cerca de lograrlo!”
- “¿Qué ocurre?” – pregunta Gohan.
- “Creo que hay un nivel más allá del Súper Saiyajín que ha superado la fuerza del Súper Saiyajín” – responde Goku.

Vegeta se sorprende ante tales palabras.

- “¡Imposible!” – responde Vegeta. – “¡No hay nada más allá del Súper Saiyajín 2!”
- “No he alcanzado ese poder, pero sentía que estaba cerca…” – insiste Goku. – “¡Qué rabia!”
- “Kakarotto…” – se sorprende el príncipe saiyajín al darse cuenta de que no es un farol.
- “Supongo que ahora ya no importa” – suspira Goku.

Vegeta esboza una sonrisa que muestra una mezcla de orgullo y nerviosismo.

- “Yo sí tengo algo nuevo que probar” – anuncia el saiyajín. – “Después de tu discurso ya no parece gran cosa… Pero es todo lo que tenemos.”
- “¿Crees que puede funcionar?” – le pregunta Goku.
- “Supongo que pronto lo sabremos” – responde Vegeta.
- “¿Qué necesitas?” – dice Gohan.
- “Conseguidme unos minutos” – responde Vegeta.

Cell se ha artado de esperar y avanza hacia nuestros amigos.

- “¡Segundo asalto!” – exclama el insecto, para quien parece que todo es un juego.

Goku y Gohan se preparan para interceptar a Cell.

- “¡No te contengas, hijo!” – le dice Goku a Gohan.
- “¡Sí!” – responde el mestizo.

Ambos avanzan al encuentro con Cell, que se convierte en una imagen residual, dejando que los saiyajín pasen de largo y les sorprende con un codazo en la espalda de ambos.

Ellos se dan la vuelta rápidamente, pero Cell desaparece con el Shunkanido y aparece sobre ellos, disparando un potente ataque que padre e hijo se ven obligados a repeler con un rápido Kamehameha.

Cell se desvanece y ataca por sorpresa a Gohan, que se precipita contra el suelo a toda velocidad.

En ese momento, Cell queda cara a cara con Goku.

- “Eres extraordinario” – sonríe el saiyajín.
- “Una pena” – responde Cell. – “Yo esperaba mucho más de ti”.
- “Esto no ha terminado” – le advierte Goku.

Cell esboza una sonrisa pretenciosa.

- “Parece que aún no lo has entendido, Son Goku” – le dice Cell. – “Soy la perfección. Tengo células de todos los grandes guerreros que han pisado la Tierra. Conozco todos tus trucos. No hay nada que puedas hacer que logre sorprenderme.”
- “Eso ya lo veremos” – responde Goku.

Cell abre la boca e inspira profundamente de forma violenta, provocando una corriente de aire que parece que intenta absorber a Goku.

- “¿Qué demonios está pasando?” – se sorprende Goku.

Tras un instante, Goku pierde su transformación, cuya luz es absorbida por Cell.

- “¡Esta habilidad era de…!” – exclama Goku.

Cell sonríe mientras se relame.

- “Entonces eso significa…” - murmura Goku preocupado.

Gohan asciende rápidamente intentando sorprender a Cell por la espalda.

- “¡Gohan! ¡ATRÁS!” – grita Goku.

Cell se da la vuelta y escupe al mestizo que, sorprendido, retrocede. Pronto se da cuenta de que su ropa ha empezado a convertirse en piedra.

- “¡Maldita sea!” – exclama mientras se despoja de su camisa.

En ese momento, Cell se percata de que Vegeta ha estado acumulando una gran cantidad de energía.

Una fuerte corriente de aire se arremolina alrededor del príncipe saiyajín, cuya aura esférica brilla con fuerza, emitiendo destellos que se asemejan a las llamaradas solares.

- “Eso… Parece peligroso…” – piensa Cell.

Vegeta extiende sus brazos hacia los lados y después los acerca hacia el centro de su pecho, comprimiendo toda la energía acumulada en una esfera de ki amarillo mientras él pierde su transformación y vuelve a su estado base.

- “¡Vamos, Cell!” – grita Vegeta. – “¡Resiste esto si te atreves! ¡¿No estás tan orgulloso de tu cuerpo?!”

Cell se prepara para recibir el ataque de Vegeta.

Goku contempla a Vegeta y pronto entiende su plan y el funcionamiento de su técnica.

- “Vegeta… Acaso pretendes” – titubea Goku, que enseguida coloca los dedos índice y corazón en su frente y vuela hacia Gohan, agarrándole del brazo. – “¡Hay que salir de aquí!” – exclama.

Vegeta, apunto de disparar, se detiene un instante en el que su mente se centra en sus seres queridos.

- “Kakarotto… He aprendido mucho de ti. Siempre has estado dispuesto a sacrificarte por una causa noble. No importa lo que cueste defender a los tuyos. Nada te ha detenido jamás. Yo creía que el orgullo era la fuente de poder más poderosa, pero me has demostrado que me equivocaba.” – reflexiona Vegeta. – “Bulma, Trunks… Kakarotto; Esto es por vosotros.” – piensa mientras se dibuja una sonrisa en su rostro durante un breve instante. – “¡¡GAMMA BURST - HO!!” - exclama al extender sus brazos hacia el enemigo y liberar toda la energía acumulada en una gran ataque que avanza a toda velocidad hacia Cell.

Goku desaparece junto a Gohan con el Shunkanido.


Cell, orgulloso de su cuerpo, sonríe mientras el ataque se acerca, pero al tenerlo casi encima se da cuenta del poder devastador de la técnica y en su rostro se muestra el terror un instante antes de ser engullido por la técnica.

miércoles, 16 de enero de 2019

OLD MAN GOHAN // Capítulo 55: Terror

OMG // Capítulo 55: Terror



La esfera que contiene a Majin Bu empieza a emitir un denso vapor por su ecuador que inunda la habitación de la nave.

- “¡Majin Bu!” – exclama Babidí emocionado. – “¡Ha llegado el momento! ¡Vayamos a la superficie!”

En la Tierra Sagrada de Karín, Son Gohan no sale de su asombro al notar la aparición del terrible ki del monstruo.

- “Nunca había sentido algo así…” – titubea el mestizo.

Shin, que se encuentra malherido y tumbado en el suelo, al sentir el aterrador poder del monstruo golpea el suelo con desesperación.

- “¡Maldición!” – grita Shin con lágrimas en los ojos. – “¡Estábamos tan cerca!”

Videl y los demás se inquietan al ver la reacción de Gohan y el Kaioshin.

- “¿Qué ha pasado?” – pregunta Ikose.
- “Un terrible ki ha aparecido” – responde Upa, que no puede evitar temblar de miedo ante tal presencia.
- “Creo que… puedo sentirlo…” – dice Gyuma sorprendido y asustado. – “Que extraña sensación…”

De repente, Babidí y el huevo aparecen ante todos. El brujo ha usado su magia para teletrasportarse a la Tierra Sagrada en un instante.

- “Babidí…” – murmura Gohan al reconocer al ser que le ha estado persiguiendo en sus pesadillas durante tantos años.
- “¡Se acabó vuestra suerte!” - celebra el mago. – “¡Éste es vuestro final!”
- “¡Huid!” – exclama Shin. – “¡Escapad ahora que podéis!” – les dice a Gohan y a los demás.
Son Gohan, con mirada seria y decidida, observa el cascarón de Bu.

- “No voy a huir” – dice Gohan. – “Nunca más”.
- “¡Es demasiado tarde!” – insiste el Kaioshin. – “¡No puedes derrotar a Majin Bu! ¡Nadie puede!”
- “No me subestimes, Kaioshin” – responde el mestizo. – “Hemos llegado hasta aquí… ¡No pienso detenerme ahora!” – exclama mientras se envuelve en el aura del Súper Saiyajín 2.

Gohan se prepara para lanzar un Kamehameha.

- “Ka… Me… Ha… Me…” – dice mientras acumula una gran cantidad de ki en su mano derecha.
- “¡Es inútil!” – se burla Babidí. – “¡Ya no podéis detenernos!”
- “¡HAAAAAAAAA!”  dispara Gohan.

Upa se abalanza sobre Gyuma y Videl.

- “¡Al suelo!” – exclama el indígena mientras protege a la familia de Gohan.

Todos los presentes; Erasa, Shapner, Ikose, Punta, Bacterian y Lupo; se cubren como pueden.

Babidí se ve sorprendido por el ataque de Gohan y alza una barrera protectora mientras es engullido por el ataque junto con el cascarón del monstruo Bu.

- “¡Amo Babidí!” – exclama Dabra preocupado por su señor antes de salir repelido por la poderosa corriente de aire que emite la técnica del Guerrero Dorado. 

El ataque de Gohan continúa más allá de la Tierra Sagrada, cruzando el continente, surcando el mar, hasta que finalmente se eleva hacia el cielo hasta perderse en el espacio.

Al disiparse el resplandor del ataque, un gigantesco surco es todo lo que queda del bosque que poblaba la Tierra Sagrada de Karín.

Gohan intenta recuperar el aliento después de tan titánico esfuerzo.

Shin abre los ojos y contempla atónito la escena.

- “¿Acaso…? ¿Acaso lo ha logrado?” – titubea Shin. – “¿Ha derrotado a Majin Bu?”.

De entre la tierra y el polvo que han cubierto la zona, nuestros amigos se levantan de uno en uno.

- “¿Qué ha pasado?” – pregunta Ikose.
- “¿Hemos ganado?” – insiste Punta.
- “¡El brujo y el huevo no están!” – exclama Erasa.
- “¡Lo ha logrado!” – celebra Shapner.

Videl no puede evitar llorar de la emoción al sentir que todo ha acabado. Nunca antes había estado tan cerca de poder descansar después de tanto sufrimiento y de poder vivir una vida feliz junto a sus seres queridos.

Gyuma contempla emocionado a su padre. Se siente extrañamente orgulloso. Pese a no conocerle y haber proyectado su rencor hacia él durante tantos años, ahora se da cuenta de la razón por la que su madre y sus amigos nunca perdieron la esperanza en él.

- “Papá…” – murmura Gyuma con la voz entrecortada mientras esboza una sonrisa en su cara.

En ese instante, Gyuma ve en el rostro de Gohan que algo no va bien.

- “No…” – titubea Gohan con pánico en su rostro y con la voz quebrada. – “No es posible… Esa presencia… Siento un enorme ki maligno que no para de crecer…”

Los demás pronto se dan cuenta también de que algo extraño sucede.

- “¿Qué ocurre?” – se preocupa Videl.

Son Gohan alza su mirada al cielo y puede ver cómo una densa nube de humo rosado se concentra y condensa, formando una figura humanoide.

- “Sigue vivo…” – murmura Gohan. – “¿Cómo es posible?”

El nubarrón pronto revela a un ser orondo de tez rosa que viste pantalón blanco, chaleco negro, capa morada, medias negras y guantes y botas amarillos.

- “¡BUUUUUUUUU!” – exclama el ser nacido del humo con cara de bobalicón.